Historia de Colpsic

 

 

 

 

Antecedentes del Colegio Colombiano de Psicólogos - Colpsic

 

Para dar cuenta de la historia del desarrollo gremial de la psicología en Colombia es preciso devolverse a la década de los cincuenta, específicamente con la creación de la Federación Colombiana de Psicología, que funcionó durante algo más de 40 años. Sin embargo, de acuerdo con el Dr. José Rodríguez Valderrama, pasado Presidente y actual miembro del Consejo Directivo Nacional de Colpsic, la Reforma Constitucional de 1991 permitió institucionalizar y dar un piso jurídico estable para que las profesiones legalmente reconocidas pudieran organizarse en colegios y recibir en consecuencia funciones públicas, por lo cual, dentro de este marco, surgen iniciativas para procurar un colegio profesional que se aproxime a este marco jurídico.

 

En este sentido, un grupo de psicólogos de algunas de las universidades adscritas a la Asociación Colombiana de Facultades de Psicología - Ascofapsi, se propuso trabajar en una nueva ley para el reconocimiento de la psicología como profesión, que modificara a la de 1983 (que ya había dejado de funcionar); así, en la asamblea de Ascofapsi de 1999, celebrada en Pasto, se presentó la idea de la creación de un colegio que pudiera eventualmente recibir funciones públicas. Desde entonces se creó la Asociación Colegio Colombiano de Psicología - Acolpsic.

 

Paralelo al funcionamiento de esta Asociación, se encontraba trabajando el Colegio Oficial de Psicólogos - Copsic, el cual hacía parte de la actual Sociedad Colombiana de Psicología, organización privada que no mantenía relaciones con el Estado. Ambos organismos de carácter privado mantenían una actitud de competencia ligados a sus orígenes; uno desde la universidad (Acolpsic) y otro desde la iniciativa profesional (Copsic). 

 

Tanto la Asociación Colegio Colombiano de Psicología como el Colegio Oficial de Psicólogos, tenían como propósito ser organizaciones gremiales representativas de los psicólogos colombianos. De hecho, al ser coherentes con este propósito, ambas organizaciones de manera independiente comenzaron a trabajar en el proyecto de ley de la regulación de la psicología ya que, como lo afirma la Dra. Gloria Amparo Vélez, pasada Presidenta de Colpsic, la ley que estaba vigente era obsoleta para los avances profesionales y académicos de esta ciencia en ese momento histórico. 

 

Sin embargo, el diálogo entre las dos entidades culmina con la superación de las dificultades iniciales; los directivos, al ver que ambas organizaciones perseguían propósitos similares, promueven la búsqueda de las mejores relaciones entre los dos colegios, con el fin de trabajar por los mismos objetivos, lo cual generaría un beneficio significativo en los psicólogos del país.

 

Un suceso importante que ratificó este interés fue la concreción en un proyecto de ley, en la cual participan representantes de distintas organizaciones relacionadas con la profesión de la psicología, entre ellas Acolpsic y Copsic, con la perspectiva de fusionar estos dos últimos organismos para crear un solo ente que representara al gremio y pudiera recibir las funciones públicas. Reconociendo la importancia y beneficio para el gremio de las implicaciones de esta sugerencia, el Dr. José Antonio Sánchez, pasado miembro del Consejo Directivo Nacional de Colpsic,  afirma que, en una de las reuniones de trabajo mantenidas entonces, se aceptó esta propuesta de integración, proceso que se llevó a cabo en el año 2004 ante la Cámara de Comercio de Bogotá con la figura de integración, en la que Copsic se integra a Acolpsic dando origen al actual Colegio Colombiano de Psicólogos - Colpsic, ente que conservaría de este modo la trayectoria e historia de cada una de estas organizaciones que sólo tenían en mente y como objetivo fundamental el desarrollo de la psicología asociada en Colombia.

 

En posteriores reuniones, se ajustaron los Estatutos de la Asociación Colegio Colombiano de Psicología a través del consenso, hasta llegar a una propuesta para el nuevo Colegio que satisficiera a los miembros de ambas entidades. Como se estableció en estos Estatutos, se nombró el primer Consejo Directivo del Colegio con funciones transitorias de la Sala Nacional Capitular; dicho consejo estuvo conformado por ocho miembros (cuatro miembros de cada uno de los Colegios) y los Presidentes de cada uno de los colegios (el Dr. Rodríguez de Acolpsic y la Dra. Gloria Amparo de Copsic) asumieron el cargo de Presidente y Vicepresidente de la nueva organización gremial, con la condición de que a mitad de periodo rotaran en sus cargos.

 

Después de casi cuatro años de funcionamiento de Colpsic, en el que el Consejo Directivo asumió las responsabilidades y funciones de la Sala Nacional Capitular (suprema instancia de política y dirección del Colegio que estaba en proceso de conformación y consolidación de su estructura interna), el día 26 de marzo de 2010 se instaló la primera Sala Nacional Capitular, conformada por los Presidentes de seis capítulos regionales: la Dra. Fabiola Cárdenas de Zona Norte, la Dra. Beatriz Marín de Eje Cafetero, la Dra. Sarah Manrique (sucedida por el Dr. Oscar Iván Perlaza) de Valle del Cauca, la Dra. Patricia Mejía de Caldas – Regional Cumanday, el Dr. Henry Castillo de Antioquia y el Dr. Carlos Vargas de Bogotá y Cundinamarca.

 

Al reflexionar sobre esta historia, el Dr. Rodríguez afirma que el desarrollo que ha tenido el Colegio Colombiano de Psicólogos ha tenido una trascendencia nacional e internacional puesto que, mientras en otros países es usual que se presenten enfrentamientos entre las instituciones formadoras de psicólogos y las instituciones gremiales que agrupan a los profesionales, en el caso de Colpsic, la fusión logró que hubiera una cercanía significativa entre la institución que agrupa a los formadores (Ascofapsi) y la organización gremial que agrupa a los psicólogos profesionales (Colpsic), lo que se constituye, en sí mismo, en un logro y en el augurio de una historia por hacer gracias a esta comunicación en doble vía.

 

Tareas Iniciales del Colegio

 

Con la integración, una de las principales responsabilidades de Colpsic fue la elaboración y gestión del proceso necesario para la expedición de la Ley 1090, que se logró principalmente gracias al trámite realizado por los miembros del Colegio Oficial de Psicólogos. Para expedir esta Ley, producto del trabajo que venían realizando los dos colegios, los miembros del Consejo Directivo de Colpsic asistieron y participaron activamente en distintas reuniones políticas para argumentarla y defenderla. En los distintos debates que se llevaron a cabo en el Senado de la República, se hicieron varios cambios y supresiones de artículos en la Ley 1090, que aún se siguen considerando importantes en la profesión.

 

Con la expedición de esta Ley, el Congreso Nacional de la República le otorgó las funciones públicas al Colegio, tal como se preveía en la Constitución y adicionalmente se logró el desarrollo de un Código Deontológico y Bioético que permitiera regular el ejercicio de los profesionales de psicología. Estos hechos permitieron la consolidación y fortalecimiento del Colegio.

 

VolverVolver

 

 

 

Facebook
Twitter
Youtube