Práctica en Contexto

 

 

Esta sección esta destinada a problematizar asuntos de la vida social, económica, política y cultural a la luz de los aportes que la psicología como disciplina y profesión puede hacer a la concepción y resolución de los mismos.

 

El matrimonio igualitario en Colombia

Por Rubén Ardila Ph. D.

 

La nueva decisión de la Corte Constitucional de Colombia es un avance social de gran importancia en el país. Se ha considerado similar al voto femenino, la despenalización de la interrupción del embarazo en situaciones específicas, la eutanasia en situaciones específicas y la igualdad salarial entre hombres y mujeres que realicen el mismo trabajo.

 

Colombia entra a formar parte de un honroso grupo de 23 países en los cuales se ha legislado a favor del matrimonio igualitario. Comienza con Holanda en el año 2000, e incluye a las naciones más avanzadas socialmente del mundo. En Latinoamérica el matrimonio entre personas del mismo sexo está aprobado en Argentina, Brasil, Uruguay y México (en algunos estados y en la capital del país). Se considera un gran paso en el camino de los derechos humanos.

 

Las relaciones entre parejas del mismo sexo y su comparación con las parejas heterosexuales han sido investigadas durante varias décadas, por parte de psicólogos y otros expertos. Las parejas son similares en muchos aspectos, entre ellos la búsqueda de afecto, de sentido de identidad, del logro de metas comunes, seguridad financiera, vida sexual y objetivos vitales compartidos. Se diferencian las relaciones entre personas del mismo sexo de aquellas entre personas de diverso sexo en la aceptación por parte de la sociedad, la pertenencia a un grupo minoritario, la formación de ghetos y otros asuntos similares. Todo esto es cultural e influye vitalmente en las personas y en las parejas. Pero al mismo tiempo es modificable y evoluciona con el avance de las sociedades, las culturas, las legislaciones y las costumbres.

 

Los niños criados en hogares con padres del mismo sexo no se diferencian de aquellos criados en hogares sexo-diversos.  Su desarrollo personal, su educación, su inserción en la sociedad, son similares en ambos contextos familiares. Por otra parte, el porcentaje de personas homosexuales no cambia en nada si crecieron en un hogar de personas del mismo sexo. O sea que la homosexualidad no es “contagiosa”…

 

Recordemos que la gran mayoría de los homosexuales (casi la totalidad de ellos) fueron criados en hogares heterosexuales. No se aprende a ser heterosexual u homosexual, esto ha quedado claro con base en numerosas investigaciones científicas.

 


 

 

Es bien sabido que todos los cambios sociales generan controversias, discusiones, a veces malentendidos y polémicas. Esto ha sucedido con los cambios que hemos observado a lo largo del tiempo. La adopción igualitaria y el matrimonio igualitario no son excepciones.

 

Los psicólogos han trabajado en asuntos relacionados con la sexualidad humana, la orientación sexual, la identidad de género y asuntos similares, durante varias décadas. Colombia ha hecho su parte, y desde los orígenes de la sexología en el país (a comienzos de la década de 1970) el papel de los psicólogos ha sido decisivos. Trabajos sobre estos temas enriquecen la sexología colombiana. Es de esperarse que los psicólogos colombianos continúen laborando en estos campos y contribuyan a una mejor calidad de vida de todas las personas, más allá de su orientación sexual.

 

 

Práctica en Contexto 1: CIUDADANOS COMPETENTES EN SEGURIDAD VIAL COMO “COMPETENCIA SOCIAL INELUDIBLE”

 

Las opiniones y comentarios de esta columna son responsabilidad del(a) autor(a) y no comprometen la postura oficial del Colegio Colombiano de Psicólogos.

 

VolverVolver

 

 

 

Facebook
Twitter
Youtube